LA IMPORTANCIA DE HACER TEATRO

Durante mucho tiempo se consideró inexistente algún tipo de conexión entre el hacer científico y el hacer artístico, pero los últimos avances en neurociencia han develado la importancia a nivel cerebral del arte, pues este proporciona un estímulo continuo que activa diferentes regiones del cerebro. En palabras de Rodolfo Llinás, nuestro neurocientífico colombiano:

"El arte es la expresión creativa del sistema nervioso". Entonces es innegable la necesidad del cerebro humano de tener contacto con el arte. Pero cuando se dice arte, ¿cuál es la imagen que se dibuja en nuestra mente? ¿Es quizá un sinfín de manifestaciones, sonidos, colores, formas, eventos realizados por seres distantes cuyos resultados pocos entienden? ¿O tal vez cualquier representación cotidiana que nos parezca interesante o "bonita"?

 

Una curiosa película animada: "Ratatouille", que convirtió una de las mayores fobias de occidente en un genio de la cocina, contenía una frase inspirada en ese chefsito, “No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado”, estas palabras nos acercan a lo que implica hacer arte, pues el ser científico, como el ser artístico, es un proceso de toda una vida, es un hacer que requiere disciplina y constancia. No se nace siendo artista, pues esto no depende de unas características especiales, por el contrario, sí de una educación para ver y entender el mundo con sensibilidad e inteligencia.

Es por eso que cuando se habla de arte, el que estimula el cerebro y desarrolla las conexiones nerviosas, no se refiere a eventos de entretenimiento (como nos han obligado a creer los medios masivos de comunicación), sino eventos que usan el impacto emocional para nutrir el pensar social, alimentando el criterio de cada espectador, despertando el deseo y la necesidad de observar el mundo que lo rodea, de cuestionarse sobre lo que sucede en su entorno. Entonces observar, conocer e informarse, es un deseo que puede provenir de cualquier lado (sin distingo de raza, origen, género o clase social), y hacer o ver Arte para saciar ese deseo es un derecho humano fundamental.

Lina María Rojas Suta
Exalumna Prom 2012
Colaboradora Grupo de Teatro Sombras